relato sobre un desconocido.
siempre nos contaba que nunca lo llamaban y que cada vez que se sentaba a cagar en el baño el teléfono sonaba y eso le llenaba el culo de bronca y de indignación porque, como puede ser? como carajo puede ser que todo el día acá tirado y justo cuando voy a depurar un poco de mierda al baño suene ese puto teléfono? quien carajo es? quien carajo se encarga de hacerme esta broma cada vez que estoy cagando en el baño? es el destino? es una broma del destino? Ya no me enojo, ya no, es solo una broma, cagar ahora es una broma mas, decía, mientras movía el vaso de whisky para todos lados haciendo ruido con el hielo. Después se levanto y se fue al baño y se quedo ahí un tiempo bastante largo, cagando quizas, no lo se, pero una vez lo espiaron porque siempre en algún momento de la noche, se escapaba al baño por un rato, y alguien lo siguió y se subió en el inodoro del baño de al lado y lo espió por encima de una pared que los separaba y lo vio escribiendo en un pedacito pequeño de papel arrugado. Vienet (asi se hacia llamar) se dio cuenta y lo cago a trompadas. Después le pidió disculpas y las cosas quedaron algo tajantes porque no sabían como tratarlo. era un tipo calido pero era un violento de mierda a veces, entonces no sabíamos como lidiar con el. era un buen tipo, no quería que lo jodan, quería que lo amen pero eso también era peligroso para el. todo era peligroso, todos éramos sospechosos, todos éramos una mierda, todos éramos amables y buenas personas. a mi personalmente me ponía nervioso. sentía que me leía la mente. sentía que podía verme el alma, y el hecho de que después se encierre en el baño a escribir sobre un papel arrugado, aggghh, eso si que me daba escalofríos. quien carajo se creía este tipo?
a mi no me conoce.

No hay comentarios: