DONDE ESTÁ EL TERROR?


esto tiene mas que ver con roberto que con todos nosotros. porque roberto lo intenta, señores. roberto se levanta de la cama, apaga el despertador y se mete en la ducha. roberto no desayuna, no. roberto se pone siempre la misma ropa: pantalones negros, camisa blanca. coje su mochila llena y sale de su departamento. se sube al ascensor y a veces tiene la suerte de viajar solo. cuando esto no sucede, roberto acude a la página ciento cincuenta y dos del libro de pelotudeces para decir arriba del elevador:
hola, como esta, yo bien, y usted? el perro bien? la señora bien? ya esta mejor? murió? hace calor afuera eh. afuera esta bastante bastante bastante.
y así sale del edificio, con la mochila a cuestas, y se toma el colectivo, con la mochila a cuestas.
hoy le toca reunión después del trabajo con la familia de su padre. ni borracho ni drogado se puede sostener esto, piensa, roberto, cuando se ve rodeado de elegantes sujetos perfumados para la ocasión. roberto lo intenta, señores. yo lo vi, cuando lo intentaba. roberto se deja llevar por una vez en la noche y fracasa. roberto esta triste, señores. roberto esta cansado. roberto se levanta de la mesa y se retira con su copa de vino tinto hacia el patio trasero de la casa de su padre. roberto mira las estrellas. no siente nada, se siente muerto. los perros de la casa se acercan para hacerle compañía. roberto esta cansado, señores. roberto lo intenta. roberto vuelve a la mesa lleno de barro porque los perros le saltaron encima en busca de un poco de juego y o pavada. roberto sostiene la copa. roberto sostiene la copa de vino vacia. roberto se sirve nuevamente. "te llenaron la camisa de barro", le dicen. roberto ya lo sabe. roberto se sienta nuevamente en la mesa. el pueblo habla de las mejores heladerías que conocen. algunos votan por esa que queda en ramos mejia, que tiene la mejor vainilla que uno haya probado jamás. uno se atreve a decir que tienen "esa vainilla que viene con puntitos negros". roberto se sirve. roberto se sirve. "a mi la vainilla no me gusta", piensa. luego las cosas se ponen un poco mas complicadas porque si. para que contarlo. roberto esta tan cansado ya. tan embarrado. tan borracho de soledad y misterio, que se levanta nuevamente de la mesa y se saca la camisa para quedarse en cuero. tengo calor, dice. tengo calor y barro en el alma, me puedo dar una ducha? me puedo dar una ducha en tu casa? el pueblo lo mira alarmado. roberto esta borracho, dicen, pero no dicen nada. ellos no dicen nada y el lenguaje del cuerpo ya lo conocemos bastante como para andar adivinando que dicen los que no dicen. su padre se levanta de la mesa y toma a roberto del hombro y se lo lleva despacito hacia el patio. esta vez los perros no aparecen porque el padre de roberto los saca a patadas en el culo. el no quiere embarrarse, no. el no quiere embarrarse el pecho de pasion. los perros observan desde la jaula, roberto y su padre mantienen una conversación en donde ninguno de los dos escucha. las cosas se solucionan y se calman las aguas del turbio río de la desesperación y se dan un abrazo y vuelven a la mesa. ya nada será igual para roberto. ha dejado caer la mascara frente al publico. la amabilidad mentirosa no tarda en aparecer. la noche muere, roberto se ducha y las camisas de todos nosotros se llenan de barro.

4 comentarios:

Tati dijo...

que bueno embarrarse el pecho de pasión la re putisima madre que los pario.

Esto es una joya, no lo borres luego porque cobras! (?)

bella apatia dijo...

no esta bueno embarrarse el pecho de pasion

pero mi casa esta hecha de barro


y tambien la de roberto

Anónimo dijo...

Ya es de día, arráncate los ojos más grandes del mundo...Vístete con cáscaras de tortugas asesinadas, cúbrete de pelos polvorosos y de residuos de sangre. Arrástrate por las paredes en busca de alimentos, bebe donde orinan los muertos...Reintégrate a la grasa, al sudor y al polvo. Confiesa hoy también, que aún estás viva. Levántate y anda, pobre bestia, y sin llorar.

Pocos son los blogs en los que encuentro alguna cita de Alejandra. P.
Muy bueno su rincon, aplausos para usted.

L de Pravia dijo...

¿No será este el famoso barro de la historia? Muy bueno el texto, aunque decir esto sea vacuo, no me importa, creo que tenés muy buenas ideas para cortos, y me llama la atención que cada vez que leo algo tuyo siento mucho la atmósfera de interiores, como siempre adentro de un lugar que contrasta con el afuera. Bue, no se