vomitando estaño.


VOMITANDO ESTAÑO

Si tuviera que decir que es lo que mas me duele hoy de todo lo que me duele creo que no sabría con que quedarme. Lo que si, tengo cagadera. Eso habla mucho de todo lo que me duele. O quizás tenga que ver con la cerveza y la porción de torta que me comí ayer a la noche. O quizás tenga que ver con el sueño que tuve el otro día en el que me desperté y estaba en otra cama y no me había dado cuenta. Lo que si se es que mover los dedos para escribir esto es algo que no se de donde viene, no se quien lo hace. No soy yo. Son ellos. Es el ente que se ocupa de maniobrar mis manos para que mi mirada se fije en el teclado y que no piense en otra cosa o que lo piense todo junto así no me explota la cabeza cuando la apoyo en la almohada y espero que la nada me venga a buscar en un caballo que vuele y me lleve a un lugar que todavía no conozco, que jamás fui, que no tiene suelo y donde se puede andar sin medias sin ninguna dificultad. Me preocupa el nervio porque no cesa. Y ponerme un gorro que diga pesimista no soluciona las cosas. Tampoco las soluciona el buche de pastillas para dormir tranquila y soñar con pitufos y pitufinas pasándola bomba en algún bar de Palermo. Me quede sin espacio. Ya no puedo moverme. Una vez por mes espero el sangrado.
Mi habitación se lleno de hormigas.
Ahora armemos una fogata y cantemos todos juntos una que sepamos todos.
Repito, no soy yo quien escribe, son ellos.
Ahora armemos una barbacoa para comer mientras escuchamos un buen disco que me recomendó algún buitre.
Total! De que va este asunto? De que van todos los asuntos que se encuentran en el baúl de los asuntos? Que es toda esta riña de pacotilla mal hablada?. Quien se va a comer los huevos que puse arriba de la mesa? Me los voy a comer yo acaso? A mi me parece que me los comí la vez pasada y me quedaron atragantados en el estomago en donde guardo muchas cosas. Tengo una foto de phill collins por si me es necesaria en algún caso de urgencia en donde tenga que entretener al publico mientras mis pies se convierten en brea y me deslizo y bajo por la misma escalera que subí y me voy caminando derechito por la colectora para tomarme el 8 que me deja en la esquina de mi casa. Hoy no vamos a juntarnos a tejer porque no tenemos ganas, y repito, la habitación se me lleno de hormigas. Esto lo digo porque realmente es así, no es una estupida metáfora. Una vez me había pasado esto. Vino un fumigador y todo. Tuve que tapar los muebles de mi casa y dormí una noche no me acuerdo donde. El fumigador tiro un liquido porque, según el, estaban en el techo. Las hormigas empezaron a llover, muertas. Fue hermoso, oh si, lo recuerdo. Que hermoso fue. Me caían en la cara mientras yo dormía. Tenían que encontrar a la hormiga madre y me habían dicho que era lo más horrible que existía sobre el planeta. Yo le tenía miedo a la HORMIGA MADRE, lo reconozco, pero la esperaba, inquieta, todas las noches, con mi cepillo para matar hormigas madres de padres separados. Y un día la vi en el patio y era bastante grande, si. Me acuerdo que la mataron con un secador de piso y esta exploto y un montón de jugo le salio de las entrañas. Yo no se que tiene que ver esto con lo otro pero lo mas importante es que siempre hay que tener un cepillo mata hormiga madre por si las moscas. Es como el caso de la foto de phill collins. Nunca se sabe bien para que nunca se sabe bien hacia donde pero lo importante siempre es tener a mano un par de cositas para que nadie se salga con la suya, no?
Un día me voy a salir con la mía.
Ya lo verán.
Será emocionante.
Seguramente usare un vestido especial para la ocasión y vos no te vas a dar cuenta porque te vas a estar mirando en otro espejo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

te amo mariana

Facundo dijo...

Me hiciste pasar un muy lindo momento, gracias Mariana y me sorprende mucho lo bien que escriben ellos... Un abrazo