Kerouac y su madre.

No hay comentarios: