Tomate, puerro y verdeo.















Alguien dijo que era viernes,
alguien dijo que era lunes.
Esa algarabía que siento
cuando bebo
la sangre de cristo
se disipa
como el agua
de una pelopincho
vaciada en otoño.
El musgo queda.
Es difícil sacarlo.
Necesitamos una esponja,
detergente,
y ganas de hacer
movimientos circulares
de izquierda a derecha
de derecha a izquierda,
Y no estoy hablando de política
pero
No estoy hablando de política?
Todo es política
me digo.
A Pasolini lo mataron
por puto y comunista
pero no
no hablamos de política
Hablamos de cómo hacer
una buena salsa
de tomate
puerro
y verdeo.